• reservar-hotel-balneario-huesca-vilas-del-turbon-04.jpg
  • reservar-hotel-balneario-huesca-vilas-del-turbon-01.jpg
  • reservar-hotel-balneario-huesca-vilas-del-turbon-11.jpg
  • reservar-hotel-balneario-huesca-vilas-del-turbon-02.jpg
  • reservar-hotel-balneario-huesca-vilas-del-turbon-05.jpg
  • reservar-hotel-balneario-huesca-vilas-del-turbon-09.jpg
  • reservar-hotel-balneario-huesca-vilas-del-turbon-08.jpg
  • reservar-hotel-balneario-huesca-vilas-del-turbon-06.jpg
  • reservar-hotel-balneario-huesca-vilas-del-turbon-10.jpg

La leyenda reza que en este enclave entre montañas las brujas han celebrado desde siempre sus aquelarres. Reuniones secretas llenas de misterio que no cuesta imaginar entre los rincones que el Turbón, majestuoso dominador del conjunto, deja adivinar entre sus rocas. Con sus 2.492 metros de altura, el Turbón es unos de los símbolos de la Ribagorza y epicentro de tradiciones brujeriles altoaragonesas. También se cuenta que fue en esta montaña mágica donde encalló el Arca de Noé al descender las aguas del Diluvio Universal: "L´arca ba turbá, l'arca ba turbá" gritó el personaje bíblico, utilizando palabras del lugar. Eso cuentan los abuelos -como recoge en sus escritos José Damián Dieste- y eso explicaría el topónimo, pues "turbar" equivaldría a encallar. Y de "turbar", "Turbón".

Vilas del Turbón se encuentra en el Valle del Isábena, en plena comarca de la Ribagorza. De este valle, al que da su nombre el río que lo atraviesa, dice Lucas Mallada: " ...en esta parte la arenisca roja da a su suelo un aspecto sombrío, al mismo tiempo que no desprovisto de belleza a causa del verdor de sus prados y de las filas de árboles que los cercan, de las líneas ondeadas que unen sus pueblos y caseríos, y además por dibujarse en lontananza, rodeando su cuenca altas montañas de contornos y matices tan variados como su composición geológica..."

Galería

Esta web utiliza cookies. Al continuar navegando aceptas su uso.